Todo lo que debes saber sobre las cervezas sin filtrar | Cervezas Ambar

Todo lo que debes saber sobre las cervezas sin filtrar

Una cerveza para saborear el presente, sin normas, sin vueltas ni giros.

Autor: Jorge Coscarón

Anécdotas de la Ley Seca

No le des más vueltas a la cabeza ni a tu cerveza, con Ambar 1900 Sin Filtrar solo tendrás que abrir y disfrutar.

Está claro que además de con el gusto y el olfato, la gente bebe cerveza también con los ojos. Por eso, en las últimas décadas las cervezas muy claras, que habían sido filtradas eliminando la levadura y las proteínas, eran las más populares debido a su aspecto ‘limpio’. Pero como tantas otras cosas, los gustos de la gente también cambian y evolucionan y ahora existe una corriente que apunta por una cerveza sin filtrar, una tendencia que gana cada día más adeptos.

Seguro que has escuchado hablar de ella e incluso la habrás probado, pero a estas alturas puede que sigas sin tener muy claro en qué consiste eso del filtrado. Por ponerte un ejemplo fácil podríamos pedirte que imaginaras un zumo de naranja que se ha colado para quitar esa pulpa que a algunos les gusta y a otros no.

Simplificando, la cerveza sin filtrar es simplemente una cerveza que no ha sido pasada por ese colador, a la que no se le ha quitado nada, lo que permite un sabor y un aroma más complejos. Las moléculas de sabor se adhieren a las proteínas durante la fermentación, por lo que dejarlas produce una mayor redondez y sensación en boca, al tiempo que conserva un sabor refrescante.

Por regla general, el proceso de elaboración de las cervezas, tanto filtradas como sin filtrar, es el mismo en las primeras etapas. La purificación permite eliminar los sedimentos formados durante el proceso de fermentación, y el número de filtraciones de este tipo se deja a discreción del cervecero, en función de la receta y del resultado final deseado.

El filtrado: ventajas e inconvenientes

 

Y ahora estarás pensando, ¿son mejores las cervezas filtradas o sin filtrar? Pues algunos amantes de la cerveza creen que no hay nada mejor que las cervezas filtradas, mientras que otros creen que solo las cervezas sin filtrar son realmente deliciosas. Como siempre, la verdad está en algún punto intermedio, pero realmente hay una diferencia entre la cerveza filtrada y la no filtrada, y no solo en el sabor.

El principal argumento a favor del filtrado es estar 100% seguros de que cumpla todas las expectativas de los clientes al eliminar sorpresas. Pero ese es precisamente el argumento principal en favor de las cervezas sin filtrar: están más ‘vivas’ y son más sorprendentes e interesantes. Son unas cervezas con turbidez, más textura, más cuerpo y más matices en el sabor y en el aroma. ¡Hasta tienen más vitaminas!

Por eso es imposible decir al 100% qué cerveza es mejor, ya que ambas tienen sus ventajas. Los partidarios de la cerveza filtrada destacan su variedad y su mayor capacidad de conservación, y los de la cerveza sin filtrar, los beneficios para el organismo y un sabor más rico.

barriles de alcohol cargados durante la Ley Seca

No le des más vueltas… a tu cerveza

 

Pero llegados a este punto te preguntarás: ¿qué hay de cierto en eso de que hay que girar la botella o lata antes de beber su delicioso contenido? Desde Ambar te animamos a que no le des más vueltas ni a la cabeza ni a tu cerveza y lo compruebes tú mismo probando la nueva Ambar 1900 Sin Filtrar, una lager apta para todos los paladares que quieran disfrutar de esta nueva tendencia. Solo tienes que abrir y disfrutar.

Esta original cerveza, con tres variedades diferentes de lúpulo recién molido, ofrece una bebida más sensorial, con cuerpo y un líquido turbio que no es necesario agitar para disfrutar. Su proceso de elaboración es como los de antes, pero de una manera única.

Te lo explicamos para que nos entiendas: partiendo de dos zonas perfectamente diferenciadas en el llamado tanque de guarda, en la inferior se forma el poso con la levadura que ha caído, mientras que en la superior se encuentra la cerveza que mantiene la levadura en suspensión. Es de esta parte de la que se extrae el líquido para la nueva cerveza Ambar 1900 Sin Filtrar, donde la levadura se mantiene en suspensión y sin poso.

Esta es una de las claves para el máximo aprovechamiento de los matices organolépticos en amargor y sabor y es por eso también que no necesitas darle la vuelta a la botella para tomártela a tu gusto: ¡tan solo debes abrir y disfrutar!

¿Te hemos convencido para lanzarte a abrazar esta nueva tendencia de la cerveza sin filtrar o piensas seguir fiel a tu Ambar Especial de toda la vida? ¡Decidas lo que decidas, no te juzgamos! Después de todo, las dos son apuestas ganadoras.

manifestación durante la Ley Seca

Si la cerveza tiene azúcar o no es una pregunta que cada vez más cerveceros preocupados por su salud se hacen. Te damos la respuesta.

Aprende a preparar micheladas con Ambar Especial: un combinado mexicano que combina la cerveza con otros ingredientes, entre ellos cítricos...

Aprende los tres elementos esenciales que debe tener el pollo frito para ser perfecto: ser crujiente, jugoso por dentro y con una rica salsa...