¿Cómo abrir una cerveza sin abridor? | Cervezas Ambar

¿Cómo abrir una cerveza sin abridor?

10 FORMAS FÁCILES DE ABRIR UN BOTELLÍN UNA CERVEZA

Autor: Jorge Coscarón

Abrir botellín sin abridor

Qué sensación tan horrible es la de tener a mano una botella de cerveza bien fría, lista para saciar tu sed en un día caluroso, y que ocurra la peor de las desgracias: no tener un abrebotellas a mano para acceder a su delicioso contenido. No le deseamos eso ni a nuestro peor enemigo, la verdad.

Cuando sucede eso, solo puedes rendirte a la frustración y flagelarte por tu mala cabeza que te ha hecho no disponer de una herramienta tan básica cuando más la necesitabas… o leer estos diez trucos de emergencia para salvar la situación de forma sencilla y convertirte en el héroe del día.

Ninguno de ellos consiste en bajar a la tienda a comprar un abridor de cerveza o pedirle uno a tu vecino, síguenos la corriente en este caso hipotético, por favor. Puede que estés con tu botellín de cerveza en la playa, en medio del campo o en el Polo Norte. Puede que estés con tu botellín de cerveza en la playa, en medio del campo o en el Polo Norte. Uno de los motivos para hacernos la pregunta de si queremos la cerveza en lata o botellín suele ser la ausencia de abridor. ¡Pero que no cunda el pánico! La clave para hacer saltar esa dichosa chapa metálica que se interpone entre tú y tu cerveza es más sencilla de lo que parece. Como dijo Arquímedes: «¡Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo!».

¿Cómo abrir una botella de cerveza sin abridor?

Elige el truco que más se adapte al utensilio que tengas a mano y prepárate a brindar por tu éxito…

  • Unas llaves

Mira en tu bolsillo: es más que probable que tus llaves estén ahí, esperando a ser usadas para algo más que abrir puertas. Si te estás preguntando cómo abrir una botella de cerveza con una llave, simplemente esa tu mano dominante para deslizar el lado largo de la llave por debajo de la chapa y, a continuación, gira la llave hacia arriba para aflojarla. Puede que tengas que girar la botella un poco y repetir hasta que finalmente salga.

  • Cualquier encimera o borde de mesa

Coloca la parte saliente de la chapa de la botella en el borde de la mesa o la encimera de la cocina, sujeta bien el cuello de la botella y utiliza la otra mano para golpearla hacia abajo. Puede que te cueste unos cuantos golpes, pero cuando te conviertas en un profesional, la chapa saltará al primer intento. Eso sí, intenta usar una mesa resistente.

  • Una cuchara o tenedor de metal

Desliza el borde de una cuchara o la punta de un tenedor bajo la chapa y levántalo hasta que se abra la botella. También puedes hacer palanca con el mango. ¡Está chupado abrir una cerveza con una cuchara!

  • Unas tijeras

En realidad, hay dos técnicas para completar este truco. La primera es abrirlas y colocar la chapa entre las dos cuchillas, levantándola hasta que salte. La segunda es cortar cada diente de la chapa hasta que se suelte.

  • Otra cerveza

Seguro que has visto a alguien hacer esto en alguna ocasión y te has preguntado si tú también serás capaz de hacerlo. Por supuesto que sí, ¡se puede abrir una cerveza con otra cerveza! Solo hace falta un poco de maña: da la vuelta a una botella y utiliza el borde de la chapa para quitar la de la otra botella, sujetándolas con fuerza. No olvides hacer una pequeña reverencia cuando recibas los aplausos de los espectadores de tu pequeña proeza.

  • Un billete

¿Se puede abrir una botella con un billete de 20? Y de cinco euros, de cien… el que tengas a mano valdrá, según tu presupuesto. Simplemente dobla el billete por la mitad verticalmente y enróllalo lo más apretado posible. Vuélvelo a doblar por la mitad y, aunque no lo creas, el borde doblado debería ser lo suficientemente fuerte y resistente como para abrir una botella. Colócalo doblado bajo la chapa y empuja hacia arriba, lo que liberará la parte superior. Luego puedes usar dicho billete para comprar cerveza de nuevo… y hasta un abridor nuevecito. ¡Un negocio redondo!

  • Un mechero

Coge tu propio encendedor o localiza a un fumador y pídele el suyo. Agarra el cuello de la botella con el espacio justo para que quepa el mechero entre la parte superior de tu dedo índice y la parte inferior de la chapa. Con la otra mano, empuja el lado libre del mechero hacia abajo, lo que hará que la chapa salga volando. ¡Listo! Ya has conseguido abrir una cerveza con un mechero.

  • Una puerta

Tienes que inclinar un poco la botella de lado para que esto funcione: alinea el borde de la chapa con la placa metálica donde encaja el pestillo de la puerta, luego aplica presión en ángulo y la tapa debería salir disparada.

  • Tu cinturón

Mira hacia abajo, ¿te has dado cuenta de lo que se parece la hebilla de tu cinturón a un abrebotellas? ¡Pues úsala para abrir esa botella rebelde!

  • Un anillo

Como decía Beyoncé, «put a ring on it». Dale un buen uso a tu alianza de boda colocando la mano sobre la botella y pasando la parte inferior del dedo anular por debajo de la chapa. ¿Cómo abrir una cerveza con un anillo? Inclina la botella unos 45 grados, agarra la parte superior y tira hacia atrás. Lo mejor es que utilices anillos resistentes de titanio u oro. Porque, ¿quién querría fastidiar un delicado anillo de plata solo para beberse una cerveza? Respuesta: cualquiera de nosotros.

 

Aunque deseamos que nunca te veas en la necesidad de usar alguno de estos trucos para abrir una cerveza, si alguna vez uno de ellos te saca de un apuro, acuérdate de brindar por tus amigos de Ambar… con una buena birra recién abierta.  

 

Tortitas sirope de Ambar Montañesa

Abremesa con Soul in the kitchen

Aprende a cocinar unas tortitas de desayuno convertidas en una torre coronada con unas tiras de bacon crujiente, un huevo frito y sirope de ...

Bizcocho con cerveza Ambar IPA

Abremesa con Soul in the kitchen

¿Habías pensado alguna vez que podías añadirle cerveza a tu bizcocho? Nunca es tarde, ve abriendo una Ambar IPA, que nos ponemos al lío...

El día que terminó la Ley Seca. Anécdotas cerveceras de la historia.

Se cumplen 90 años del fin de 'The Prohibition', una época marcada en Estados Unidos.

El día que acabó la Ley Seca en Estados Unidos marcó un hito en la historia cervecera. Te contamos qué sucedió.