Después de 15 años trabajando para DC, el zaragozano Jesús Saiz firmó un contrato de dos años con Marvel para narrar gráficamente la historia de algunos de los personajes más famosos del mundo del cómic. Entre ellos, la versión clásica del superhéroe americano por antonomasia.

El dibujante zaragozano Jesús Saiz ha hecho de su pasión por el mundo del cómic una forma de vida. Su firma y sus dibujos han cruzado el charco de la mano del nuevo Capitán América de Marvel, y con él, su sueño de completar a trazos toda la ‘cadena de montaje’ que requiere la elaboración de un tebeo.
“Yo soy un maniático del control y siempre he querido hacer las tres cosas: el dibujo a lápiz, pasarlo a tinta y darle el color. En DC a esta última labor se resistían, y en cambio Marvel, que nunca había mostrado interés por mí, cuando vio mi trabajo a color le pareció atractivo. Ha sido la editorial a la que le ha gustado el trabajo que yo quería hacer; que se ha interesado porque trabajara como yo quería trabajar”, afirma Saiz ilusionado con esta nueva etapa laboral que inicia tras 15 años trabajando para la competencia.
De pequeño, cuenta que siempre fue más de Marvel que de DC; que le gustaban los cómics y los superhéroes, aunque se decantaba más por aquellos de tipo fantástico como Conan el Bárbaro que por el famoso Capitán América.
“Fue toda una sorpresa que me ficharan para esta versión. A priori no era el personaje que más se adecuaba a mi estilo, pero era consciente de que era uno de los más importantes de Marvel”, dice tras asumir la responsabilidad de traducir el guion de este tebeo a dibujos.
A juicio de este artista, descifrar en imágenes lo que el guionista pretende, interpretar esa realidad y traducirla a dibujos es una de las partes más complicadas de su trabajo. “Si esto fuera una película –compara-, el dibujante vendría a ser el director: es el que pone los actores, el que hace el ‘casting’; es también actor con las expresiones que dibuja, el que elige dónde pone la cámara, cómo enfocar una escena de diálogo o de acción, cómo la ilumina y adereza… Hay veces que la gente identifica al dibujante según el estilo, pero realmente la clave está en cómo interpretas y traduces el guion a dibujos: cómo eliges narrar esa historia”, describe.
Él confiesa que se pasó “media infancia” mirando los cuadros del barroco de una enciclopedia que tenían sus padres. “Siempre me había gustado dibujar y en un primer momento pensé más en dedicarme a la pintura porque no era muy consciente de que hubiera una salida profesional como dibujante de cómics”, asegura.
El mercado en España era muy pobre y no se veía viajando al extranjero, así que empezó pintando hasta que a los veinte comienza a hacer alguna colaboración con amigos de una academia de pintura de Zaragoza. “Primero fueron unas portadas, luego una animación y unas historietas y, a partir de entonces, vi más claro este mundo que el de la pintura”, confiesa.
Casi todo su trabajo desde entonces ha sido autodidacta, con algunos referentes –como Carlos Pacheco- que habían dado ya el salto y triunfaban en Estados Unidos. “Fueron la inspiración que tuvimos los de mi generación para decir ‘¡Se puede!’, y con la llegada de Internet, todo se volvió mucho más fácil”, reconoce.
Desde hace casi tres años, toda su obra es ya digital, pero en su recuerdo queda siempre el tacto de dibujar sobre papel. “Hacerlo sobre las pantallas es más complicado porque no ofrece resistencia y hay que tener mucho más cuidado para controlar el trazo. El papel, por el contrario, tiene un algo especial. En tiempos –añade- lo cogíamos y lo mirábamos a contraluz para ver una y otra perspectiva. Ahora simplemente inviertes el dibujo en la ‘tablet’ y sigues trabajando del revés. Es más agradecido”, compara.
Su truco para haber triunfado a partir de un ‘hobby’ convertido en oficio es tener siempre los ojos bien abiertos y recibir mucha información visual de todos sitios. “La inspiración está en todas partes. Lo que hace falta es que te pille trabajando y esto es el 95% de este oficio. Trabajo, trabajo y trabajo… porque si no, no sale el tebeo”, concluye.

Uso de cookies

En este sitio web empleamos cookies, propias y de terceros, para mejorar tu experiencia de navegación y mostrarte contenidos relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra política de cookies para más información.